La plaza de abastos de Salceda se dotará de cafetería y eliminará las corrientes de aire

La plaza de abastos de Salceda de Caselas sigue el proceso de su mejora con una segunda fase de actuaciones que se centrará fundamentalmente en la erradicación del problema de corrientes de aire que afectan a su interior desde antiguo. Para conseguirlo se procederá al recubrimiento interior con un falso techo de policarbonato, además de la instalación de nuevas puertas de acceso que funcionarán de cortavientos y que podrán permanecer abiertas o cerradas dependiendo de la estación del año.

El proyecto asciende a 199.989,45 euros, cuyo 75% asumirá la Consellería y el 25% restante estará a cargo del Concello.

La segunda fase a acometer incluye también la obra de conexión con la zona de aparcamiento de la carballeira situada detrás del edificio. Se realizará una apertura en el semisótano y también unas escaleras de acceso.

Con la intención de impulsar la dinamización el mercado con nuevos servicios, se creará una zona de cafetería en el interior y en el exterior que contará con autonomía propia de funcionamiento, con independencia del propio mercado.

La mejora del mercado de abastos de Salceda de Caselas comenzó con una primera fase ejecutada en el año 2013. Consistió entonces en la adecuación del edificio y su entorno “a las necesidades básicas de accesibilidad y comodidad para vendedores y clientes”. Con ello se pretendía presentar un mayor atractivo de la zona, en el interior y exterior del edificio. En esta segunda fase las mejoras se centran en el interior del edificio y en el acceso posterior al mismo.

Al término de las obras, se procederá al trámite de la gestión administrativa necesaria para una nueva concesión de puestos de venta, al haber caducado la actual.

A ello debe sumarse que la plaza de abastos contará con un enlace directo a la zona del Auditorio y de la Casa Consistorial, una vez realizadas las obras de humanización en la rúa Pontevedra, tal y como aprobó el pleno de la corporación municipal, con el fin de completar la reforma de una nueva zona del casco urbano.

Comercio de proximidad

Loli Castiñeira, concejala de Comercio, expuso su ilusión con esta nueva fase del proyecto de reforma, pues “nunca en tan poco tiempo se hizo tanto por el comercio de productos frescos. Trabajamos por el comercio de proximidad, y la plaza de abastos es la mejor garantía de frescura y calidad”.

El alcalde Marcos Besada incidió en que “seguimos construyendo la nueva Salceda pensada para la gente, poniendo en valor los edificios municipales. Salceda tenía una deuda histórica con los vendedores de la plaza de abastos”.

Fuente: Faro de Vigo